Johnny Ritchey:”el Jackie Robinson de la Costa Oeste”

Por Alexander Gómez

LigasMenores@hotmail.com

Johnny Ritchey se convirtió en “el Jackie Robinson de la Costa Oeste” al romper la barrera del color de la Liga de la Costa del Pacífico en 1948 mientras jugaba para los Padres de San Diego.

Solo un año después, el oriundo de San Diego quien estudió en San Diego High School y San Diego State, se convirtió en el primer jugador negro en la historia de los Padres y la Pacific Coast League.

Ritchey, como muchos niños de la década de 1920, creció soñando con jugar béisbol profesional. Vivió ese sueño en su ciudad natal, derribando barreras raciales en la Liga de la Costa del Pacífico en el camino.

Esto sucedió una década antes de que los Dodgers y los Gigantes se mudaran de Nueva York a California, por lo que Ritchey debutó el béisbol para toda una costa completa. Para honrar ese legado, los Padres comenzaron la beca Johnny Ritchey Breaking Barriers.

El primer destinatario del premio de $ 5,000 es, como corresponde, otro estudiante de la escuela secundaria de San Diego.

Fue líder de bateo en la Liga Negra de 1947 con .369; al año siguiente firmó con los Padres de San Diego bateando para .323 y rompió la barrera del color en la Liga de la Costa del Pacifico, Triple A.

Pero antes de que se convirtiera en el primer jugador afroamericano de la PCL, el receptor dejó en suspenso su sueño de servir 27 meses en una unidad de ingeniería de combate en la Segunda Guerra Mundial. Obtuvo cinco estrellas de honor en batalla.

Sirvió en lo que se conoce como “Red Ball Express”, un convoy de camiones de soldados en su mayoría negros que transportaba suministros aliados a través de Europa. También luchó en la Batalla de las Ardenas en 1944, una victoria aliada crucial.

Dos años después, salió del campo de batalla y regresó al campo de béisbol. Jugó su última temporada en San Diego State en 1946, liderando a los Aztecas con un promedio de bateo de .356. Un año después, se unió a Chicago American Giants, donde ganó un título de bateo en su única temporada en las Ligas Negras.

John Ritchey, jugó en la Liga Negra en los años 40´s  y que falleció el 14 de Enero de 2003 a la edad de 80 años, un receptor excelente fue líder de bateo en la Liga Negra Americana al promediar .381 en estadísticas no oficiales; fue probado con los Medias Blancas y Cachorros de Chicago pero nunca se le ofreció una oportunidad en Ligas Mayores.

De izquierda a derecha, Luke Easter, Artie Wilson y Johnny Ritchey de los Padres de Ligas Menores.

En 1948 jugó en la Pacific Coast League convirtiéndose en el primer jugador de color en la historia de la PCL; en sus primeros 11 turnos conectó 7 hits. Promedió .257 en 1949 y los Padres lo cambiaron a Pórtland.

En 1951 jugó con Vancouver en la Western International League, circuito donde tuvo sus mejores temporadas en el béisbol.  Promedió .348 en 1951 y fue líder bate; En 1952 con .343 de porcentaje.

Su estancia en la PCL incluye equipos como Pórtland, Sacramento y San Francisco. Se retiró en 1955 finalizando con .282 de promedio en 7 temporadas en la PCL; Trabajó como vendedor de leche y mensajero al concluir su vida profesional.

Después de su gran temporada de en 1947 en la Liga Negra Americana, los Padres expresaron interés en llevar a Ritchey a casa para jugar en la Liga Costa del Pacifico.

Treinta y dos años antes, Jimmy Claxton había jugado dos partidos para Oakland Oaks de la PCL, y se incluía a sí mismo como nativo americano. Pero después de que un amigo reveló la ascendencia afroamericana de Claxton, fue liberado.

La liga no había contado con un jugador negro desde entonces, pero los tiempos estaban cambiando. Jackie Robinson había roto la barrera del color de las Grandes Ligas la primavera anterior.

Los Padres y Ritchey llegaron a un acuerdo a mediados de noviembre de 1947, convirtiéndolo en el primer jugador negro en firmar un contrato. Otros tres siguieron su ejemplo ese invierno.

Ritchey jugó 10 temporadas en béisbol profesional organizado, incluyendo en México, Venezuela y la Liga Internacional Occidental. Pero sus dos años en San Diego fueron especiales.

Jugó pelota de invierno con los Navegantes del Magallanes de la Liga Venezolana en las temporadas 1948-1949 y 1949-1950. En general. bateó .347 y slug .469 durante las dos temporadas.

También jugó tres campañas consecutivas en la Liga Mexicana del Pacífico, actuando para los Ostioneros de Guaymas (1951-52), Naranjeros de Hermosillo (1952-53) y Tacuarineros de Culiacán (1953-54), bateando .341 para Culiacán.

Pasó su última temporada en la Eastern League en 1956, apareciendo en 16 partidos para los Syracuse Chiefs y bateando .185 (10 de 54) con dos dobles.

Según el destacado historiador del béisbol William Swank, “sólo quería jugar al béisbol y ser juzgado por su habilidad y no por el color de su piel”.

Hablando en el funeral de Ritchey, Swank transmitió a los dolientes una conversación que los dos tuvieron no mucho antes de la muerte de Ritchey. “Le dije a Johnny”, recordó Swank, “‘Sé que nunca llegaste a las Grandes Ligas, pero ahora vas a entrar en las Grandes Ligas. De una forma u otra, tu busto va al nuevo estadio que están construyendo’ ‘. en el centro de San Diego “.

Un busto de Ritchey está en exhibición en Petco Park, presentado después de que el estadio abrió en 2004.

En 2005, los Padres de San Diego revelaron el busto en el PCL Bar & Grill en Petco Park a lo largo de la primera línea de base, y en 2017, fue incluido en el Salón de la Fama Breitbard del Salón de Campeones de San Diego, uniéndose a jugadores como Gwynn, Dave Winfield, Graig Nettles, Alan Trammell y Ted Williams.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s