Todos querían a César Valdez para las semifinales

SANTO DOMINGO.- Todos lo querían. El primero en llamarle fue el equipo contra el cual César Valdez ha creado la mayor simbología de rivalidad y ejercicio de dominio mostrándole las cinco letras de su camisera en la enseña azul, cuando las ha vencido, las Águilas.

La segunda llamada fue de los Toros, la tercera de los Gigantes y finalmente las Estrellas para saber si estaría disponible en el draft de reingreso para las semifinales del torneo invernal 2020-2021, don José Manuel Fernández, In Memoriam.

El equipo de San Francisco de Macorís ganó por derecho la elección de primer pick y, raudo, se hizo con los servicios de Valdez. Primero le hizo saber que estaban en lo correcto con 5.0 entradas en blanco en su primera presentación ante las Estrellas en la semifinal mutua.

El lunes 11 de enero completó 5.0 innings de una carrera camino a una victoria en el primer partido de la final ante las Águilas, un desenlace que no estuvo exento de trivialidad, por la máxima aquella de que toda acción amerita una reacción.

“Claro, no hay problemas con eso”, contestó el derecho de 35 años al periodista Yancen Pujols, que en una entrevista en su canal de Youtube le preguntó si lanzaría para el conjunto de Santiago si lo elegían en sorteo. “Yo me puse en el draft, soy un profesional e iba a pitchear con cualquier equipo, no tengo ningún tipo de problemas con eso”, enfatizó.

Relató que el primero en hablarle fue el conjunto de amarillo, al que le contestó de manera positiva, pues se incluyó en el Draft para unirse a cualquier equipo que lo escogiera.

Explicó que su decisión de lanzar con cualquiera fue independiente de los problemas de rivalidad que existe con las Águila, en especial con un jugador específico, que no quiso mencionar por su nombre, pero que el entrevistador identificó como Jonathan Villar.

“La situación conmigo y con las Águilas es como una rivalidad, es compitiendo que estamos: ellos me quieren matar a palos, yo quiero sacarles outs y la suerte ha estado de mi parte, he hecho mi trabajo”, explicó.

Aseguró que no ha tenido ningún inconveniente con los jugadores aguiluchos, excepto con Villar, al que dijo que no ha mencionado en entrevistas ni por sus redes sociales, excepto en una entrevista con el propio Pujols, por algo que dijo el jugador cibaeño, quien luego se disculpó con Valdez en una entrevista con el periodista.

“El (Villar) se disculpó, pero anoche creo que se salió otra vez un poquito de control”, señaló Valdez, en referencia al choque primero de la final con los Gigantes en su estadio Julián Javier.

Dijo que mientras lanzaba le voceaban ‘cosas’ desde el dogout, como “ven ahora, que estás cansado”, pero que eso él las acepta como normales. Pero tú no puedes vocearme, ven ahora, buen muerto, como ‘m’ y cosas así, como que saliera para la siguiente, que se la va a sacar para que siga ‘perreando’. De ahí fue que justificó su reacción de hacerle gestos al dogout aguilucho de que se los había echado en un bolsillo.

Alegó que no solo fue el jugador en cuestión a quien le escuchó proferir improperios. También los escuchó de otros jugadores “y coaches que han jugado muchos años pelota, voceando muchísimas cosas raras”, dijo. “Y entonces, ¿qué hago, me quedo callado, no reacciono yo?”, preguntó Valdez.

Observó que llevaba su juego muy tranquilo, que el receptor Francisco Peña se la sacó de jonrón (única carrera que permitió en el juego). “Y yo me reí y dije: eso está bien; ellos gozaron su palo, porque el que hace su trabajo, que lo disfrute, esta es la pelota”, concedió.

“Yo me voy a callar cuando ellos me saquen explotado a palos, pero mientras yo esté arriba, voy a hacer lo que tenga que hacer”, manifestó el César del Licey, que con esta victoria para los Gigantes acumula 3-0 en series finales contra las Águilas, con 17.1 entradas y dos carreras limpias, para un porcentaje de efectividad de 1.02 por cada nueve episodios.

“El juego de pelota es para gozarlo, el que la saque (del parque), que lo goce”, concedió Valdez, quien reiteró que después que hizo su gesto “el súper hombre” de las Águilas se ‘revolteó’ “y siguió por ahí”.

César Valdez se refirió al hecho de que solo pudo lanzar una entrada por el Licey en la temporada regular, pero fue por la situación del coronavirus, que se contagió y después que dio negativo, tuvo que someterse al protocolo de las Grandes Ligas y esperar que los Orioles de Baltimore le reactivaran el permiso. Cuando pudo incorporarse, solo restaban unos cuatro días de ronda regular y decidió tirar una entrada para entrar al Draft.

Aseguró que todo el mundo sabe que él quería lanzar con el Licey. De hecho, comenzó su preparación en el Estadio Quisqueya, antes de que los Tigres abrieran su campamento en la Academia de Cincinnati en Baseball City. Valdez aseguró que hasta el momento, está presto para seguir con los Gigantes por el resto de la serie final, para luego iniciar su preparación para los entrenamientos de la Mayores.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s