Yunesky Maya, la estrella que nunca explotó

Maya, Yunesky.jpgPor Juan Páez

swingcompleto.com

Imagínese usted a dos joyas de la pelota cubana como José Ariel Contreras y Orlando “Duque” Hernández. Ese era el camino que debía tomar (o al menos se esperaba que lo hiciera) Yunesky Maya cuando finalmente llegara a las Grandes Ligas, después de una brillante y prometedora carrera en la Serie Nacional, en seis temporadas con los Vegueros de Pinar del Río. Para su desgracia, y aunque le dieron varias oportunidades, eso nunca ocurrió.

Según el portal web Cuban Play, Maya ganó 49 compromisos en su trayectoria en la pelota cubana. Terminó su paso con 30 derrotas, 31 encuentros salvados y una efectividad tremenda de 2.53 a lo largo de 644.2 episodios.

Acumuló 166 presentaciones en total, 56 de ellas como abridor. Dio 193 bases por bolas y retiró a 545 contrarios por la vía del tercer strike. Su currículo en la isla incluye 14 blanqueos y tres juegos completos.

En 2009, el derecho nacido en Pinar del Río fue expulsado de la selección nacional, debido a lo que el periódico Granma se refirió como “graves problemas de indisciplina”. Se presume que intentó salir de Cuba sin permiso, algo que logró más tarde en ese mismo año.

Luego de pasar nueve meses residenciado en República Dominicana, recibió la autorización por parte de los Estados Unidos para firmar con una organización de las Grandes Ligas.

Lleno de oportunidades

Fue el 31 de julio de 2010 cuando los Nacionales de Washington concretaron la firma con Maya. Con 28 años, tuvo un paso verdaderamente fugaz por las filiales de los capitalinos en las ligas menores. Tuvo dos aperturas en la liga de novatos, una en Clase A fuerte y dos más en Triple A antes de ser llamado a las Grandes Ligas en septiembre, gracias a la expansión de los rosters.

Pero para Yunesky, parece que de la rapidez quedó el cansancio, o algo peor: malos resultados. Ese mismo año, en 2010, tuvo cinco inicios con los Nacionales y recibió 17 carreras limpias en 26.0 episodios, lo que resulta una horrenda efectividad de 5.88.

No ganó, perdió en tres ocasiones, recibió tres jonrones, dio 11 boletos y ponchó apenas a 12 rivales. Números nada alentadores para un hombre de su edad.

Al finalizar esa temporada, viajó a Dominicana para jugar con Leones del Escogido. Pese a brillar en la pelota invernal, su éxito no se trasladaba a tierra norteamericana. El isleño comenzó el 2011 con el Syracuse, la sucursal Triple A de Washington: ganó cuatro veces y perdió nueve. Aunque tuvo esos números, recibió otra oportunidad en la Gran Carpa, pero su promedio de rayitas merecidas fue de 5.23 en 10 apariciones.

La triste despedida

Por culpa de su mal desempeño, Maya se ausentó de las Mayores en 2012. Estuvo todo el año en la categoría que antecede a las Grandes Ligas. No pudo volver al big show hasta el 2013.

Durante esa temporada tuvo solo una presentación, fue un trabajo de un tercio de episodio, con dos hits e igual número de carreras limpias. Fue el final de una muy corta carrera en la Gran Carpa, una que pintaba para mucho más. Su paso por la pelota se extendió por Corea, México y Puerto Rico.

 

Maya, Yunesky 01.jpg

 

Maya, Yunesky oo.jpg

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s