Memorias de una Serie (II Parte)

Juan-Francisco-Puello-2

Juan Francisco Puello aclara, opina y sueña

Por Joel García

http://www.cubadebate.cu

El dominicano Juan Francisco Puello cumplirá 70 años en octubre de este 2019, y de ellos 29 han estado dedicados a la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC) como Comisionado. Abogado, dirigente deportivo por muchos años en Quisqueya y defensor del béisbol contra cualquier crítica, el federativo accedió a conversar sobre diversos temas una vez concluida la 61 edición de la Serie del Caribe.

Siempre respetuoso y amigo de Cuba, Puello aclaró por qué nuestro país no puede ser todavía miembro pleno de la CBPC ni La Habana acoger la fiesta caribeña del béisbol. Asimismo, adelantó los planes futuros de la entidad que dirige, valoró la organización y calidad del torneo efectuado en Panamá y no repuso objeción a las preguntas incómodas sobre el pago a los jugadores de países invitados.

Muy seguro y preciso en cada palabra, no dejó de hacer alusión a su mayor sueño al frente de la CBPC desde 1991: “regresar la Serie a Cuba, donde nació en 1949”. Su mandato concluye en 2020, aunque en el horizonte no se vislumbra ningún aspirante con su capacidad, motivación y pasión para ese cargo, de ahí que sea muy probable una reelección para su séptimo período de manera consecutiva al frente de la entidad, con conexión directa a la Major League Baseball (MLB).

Estas fueron sus respuestas exclusivas, muchas de ellas en tono de confidencias, pero necesarias de publicación para esclarecer rumores y comprender temas que nos tocan siempre bien de cerca a los amantes del béisbol en Cuba.

Se salvó la continuidad de la Serie del Caribe con Panamá. ¿Qué valoración hace la Confederación del evento?   

“El término de que Panamá salvó la Serie es relativo. En lo personal nunca pensé suspender esta edición. Desde el mismo momento que decidimos retirar la sede a Venezuela por argumentos que explicamos a los organizadores y los medios de comunicación comenzamos a trabajar para que esta Serie se celebrara. Teníamos varias opciones, hasta que logramos Panamá.

“Ha sido un éxito sin lugar a dudas. Hemos sembrado una semilla que en poco tiempo debe dar su resultado. Para haber sido organizada en una semana, la sede puede calificarse de muy buena. No esperábamos esta asistencia de público para el último día. Casi 13 mil personas. Algo sorpresivo, pero independientemente de esto, estamos muy satisfechos con el público panameño y con otros públicos que se movieron desde México, Venezuela o Dominicana para apoyar a sus equipos y al evento”.

Una Convención de la Confederación aprobó el pasado año que el campeón de la Liga Latinoamericana (entre Colombia, Nicaragua y Panamá) entraría a la Serie del Caribe del 2020. ¿En qué punto estamos de ese acuerdo?

“Primero, debo aclarar que ese acuerdo no depende para nada de lo que pasó en este torneo. Esto fue circunstancial. Panamá es un proyecto que tenía el Comisionado de la Confederación, como los tiene de otros países: Colombia, Nicaragua, Estados Unidos.

“Claro, el hecho de acoger esta Serie allana un poco el camino porque en este poco tiempo se ha demostrado que hay una vocación de que Panamá puede ser miembro de la Confederación.

“Entre el 28 y 29 de marzo tendremos una reunión para analizar dos temas esenciales: la ratificación de la Serie del 2020 a Puerto Rico y el acuerdo con la Asociación Latinoamericana de Béisbol Profesional, lo cual implicaría la aprobación definitiva o no de ese sexto conjunto como miembro pleno de la Confederación.

“Algo sí puedo asegurar, quizás no sea el formato de competencias que usamos ahora, pero en el 2020 habrá seis equipos, y Cuba seguirá como invitada”.

Parecía todo zanjado con el acuerdo MLB- Federación Cubana de Béisbol para que nuestro país pudiera entrar como miembro pleno de la Confederación. ¿Qué frena todavía esa decisión?

“Debo explicarlo con calma. La Confederación tiene una relación directa con la MLB y las ligas invernales de Dominicana, Venezuela, México y Puerto Rico. Por muchos años fui uno de los máximos defensores del regreso de Cuba a las Series del Caribe. Nos costó decenas de años de trabajo y negociación hasta conseguirlo en el 2014 con carácter de invitada.

“Ese acuerdo entre la MLB y la Federación Cubana de Béisbol se consiguió a través de una licencia del Departamento del Tesoro (específicamente la OFAC) y solo rige para lo que contempla el acuerdo, no para otros eventos como las Series del Caribe.

“Se necesita otra licencia de la OFAC para que Cuba pueda ser miembro pleno de la Confederación y pueda recibir los premios metálicos individuales o colectivos, así como organizar una Serie en La Habana, pues eso equivale derogar dinero de la Confederación y el bloqueo de Estados Unidos impide hacer transacciones directas.

“Hemos estado trabajando para obtener esa licencia, pero no es fácil. Hasta que no se resuelva ese problema político no podemos aceptar a Cuba en la Confederación. Una vez aceptada como miembro pleno entonces tendría la posibilidad de solicitar oficialmente la sede de la Serie del Caribe en los próximos años.

“Sueño con ese momento, con que la Serie del Caribe vuelva a La Habana, al estadio donde nació en 1949, pero quedan todavía impedimentos legales sobre los que estamos trabajando fuerte y de conjunta con Cuba y la MLB”.

Muchos medios de comunicación y hasta la Liga Profesional de Béisbol de Panamá reclamaron ahora el pago a los equipos invitados: Cuba y Panamá. Lo de nuestra selección se entiende por lo ya explicado. ¿Por qué no pagarle a Panamá?

“Eso no es competencia de la Confederación, sino de la Confederación de Peloteros Profesionales del Caribe (CONPEPROCA) con la que tenemos un acuerdo que no podemos violar, que dice que el pago solo lo recibirán los jugadores de los países miembros plenos de la Confederación, no los invitados.

“Soy abogado, y si fuera por mi diría lo justo y equitativo es esto, pero yo no puedo violar lo acordado en un contrato, lo que está en ley. Todos los jugadores profesionales del Caribe están sindicalizados en CONPEPROCA. Esa es la razón y la explicamos antes de que empezara el torneo”.

Muy a tono con eso, hay quien critica con fuerza la calidad del evento, dada la poca o nula presencia de jugadores de Grandes Ligas en la Serie del Caribe.

“Desde 1981, cuando era presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, me percaté de las trabas legales y deportivas para contar con esos peloteros. Entonces dije: si no podemos contar con jugadores de nuestros países en activo en las Grandes Ligas, tenemos que jugar con los que tenemos en nuestras ligas profesionales invernales. Y el pelotero nuestro es un jugador de calidad.

“En esto soy muy sensible. No permito que critiquen a los jugadores. A veces escucho “de que fulano de tal es un peloterito”. A ningún profesional le gustarían que le digan abogadito, o ingenierito, o maestrico. Ellos son jugadores profesionales y como tal hay que respetarlo. Además, vienen a las Series del Caribe y lo dan todo por el equipo al que pertenecen o defienden como refuerzos. Y a ese pelotero profesional lo voy a defender siempre.

“Otra cosa relacionada a eso es que vamos a seguir insistiendo con las ligas invernales para que terminen más temprano sus torneos y podamos hacer la Serie del Caribe en la última semana de enero. Eso permitiría contar con algunos jugadores de Grandes Ligas antes de que se inicien los entrenamientos de primavera en febrero”.

La Convención de la Confederación del pasado año también dejó ver que Estados Unidos pudiera acoger las Series del Caribe como ocurrió en 1990 y 1991.

“Lo estamos valorando y pudiera suceder en el futuro. Y estamos trabajando ese tema porque hay una plaza en Estados Unidos con muchas opciones y deseos de acoger el torneo. Sería muy importante para el evento volver a Estados Unidos sobre todo porque las cadenas de televisión darían una proyección mayor a las Series del Caribe y además, se obtendrían mayores ingresos económicos para la Confederación. Hasta ahora no tenemos fecha, pero es una opción posible.

Finalmente, una opinión sobre la actuación de los Leñadores de Las Tunas.

“Cuba tiene una calidad probada y eso es lo que interesa a la Confederación y lo avala para ser invitada hasta que pueda ser miembro pleno. Sus equipos siempre son muy competitivos y ahora llegaron a la final por segunda ocasión desde que Vegueros de Pinar del Río ganara en el 2015. Sé que los aficionados no están satisfechos con el segundo lugar, pero quedaron por delante de Dominicana, Venezuela, Puerto Rico y México, los cuatro miembros de la Confederación.

“Hay quien ha dicho que los invitados se robaron el show, pero la cuestión no es de show, sino de presentar un buen evento. Lo que vale aquí es la calidad. Por eso digo que el show fueron todos, incluidos los Leñadores de Las Tunas”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s