Si los Leñadores de Cuba ganan hoy van a la final

wQ5xuC_09-02-2019_11.02.35.000000

Por Norland Rosendo

http://www.juventudrebelde.cu

CIUDAD DE PANAMÁ.- El mejor pitcheo del campeonato hasta anoche no pudo aguantar el ataque de los ya eliminados Charros de Jalisco y a partir de la una de la tarde de hoy se definirá el líder del grupo entre los Cardenales de Lara y Leñadores de Las Tunas, y pasa el que gane, sea cual sea el marcador.

El triunfo por 9-4 de los mexicanos le dio un respiro inmenso a la escuadra cubana, pues en caso de terminar abrazados con 2-2 con sus rivales de la llave se benefician del sistema de desempate TQB (Balance de Calidad de Equipo) y jugará mañana en la final de la edición 61 del torneo del Caribe.

Al amanecer de este sábado Pitágoras le hizo un guiño a Pablo Civil y le dijo: Los Charros hicieron su parte, yo acomodé los números, ahora, que tus muchachos ganen. Los mexicanos concluyeron con 2-2 y balance neutro (0), los Pájaros Rojos exhiben 2-1 y balance de 0,015, y con una derrota pasaría a tener saldo negativo.

Mientras, con un triunfo de los Leñadores se produciría un triple empate (todos con 2-2 y se apropiarían de cupo, pues su balance actual es negativo (-0,007), pero, un éxito, sea cual el marcador, daría un número  por encima de cero.

O sea, que no hubo semifinal técnicamente hablando en eta justa, pero el partido de hoy entre Cardenales y Leñadores funcionará en la práctica como tal.

Cuba dependerá de su mejor lanzador en la rotación, Lázaro Blanco, quien en su anterior salida, el martes, dominó a México y no les permitió anotaciones en siete capítulos con total dominio de sus pitcheos y excelente control en las zonas vulnerables de los aztecas.

Sin embargo, la ofensiva cubana sí necesita de ajustes inmediatos para producir carreras, solo cinco en tres juegos es muy poco y podría comprometer una presunta victoria que garantice la segunda participación de un elenco de nuestro país en la final desde 2014.

Solo Vegueros de Pinar del Río ha tenido ese privilegio y se proclamó campeón en 2015.

Como se esperaba, Pablo Civil ha introducido cambios en la alineación. Varlos Benítez, quien bateó más de 400 en cada una de las dos series anteriores que participó (2017 y 2018) y tiene un swing que se ajusta a las características del estadio Rod Carew, donde la bola no camina de día por el fuerte aire en contra de los bateadores y él, además, batea bien del centro hacia la banda derecha del terreno, entra a cubrir la intermedia y Oscar Valdés calzará los arreos por Yosvani Alarcón, mientras Alomá pasa a las paradas cortas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s