Cuba, el TQB, la suerte y una Serie del Caribe en Panamá

Lazaro-Blanco
Por Yasiel Cancio Vilar
Enviado especial

PANAMA (PL),- Hace par de días, Cuba perdió contra México en extrainning y muchos la dieron por muerta en la Serie del Caribe, sin embargo la suerte le sonrió y hoy cuenta con opciones más que reales de acceder a la final.

Los Leñadores de Las Tunas, flamantes campeones de la liga cubana, enfrentarán este sábado a los venezolanos Cardenales de Lara y en caso de ganar, provocarían un triple empate en el grupo A del certamen, con 2-2.

Entonces, el líder del distrito se decidiría por el sistema de desempate TQB (Acrónimo del término en inglés Earned Runs Team’s Quality Balance), la fórmula matemática que se utiliza para romper igualdades múltiples en la tabla de posiciones.

Esa ecuación se obtiene de la suma del número de carreras limpias anotadas (ERS), dividido entre el número de entradas jugadas a la ofensiva (IPO), de cuyo resultado se resta el número de las carreras limpias permitidas (ERA), dividido entre el número de entradas jugadas a la defensiva (IPD), o sea (ERS/IPO)-(ERA/IPD) = ER-TQB.

Hasta el momento, los resultados de de Cuba son 3-1, 0-1, 2-3 (5-5), mientras los de México son 1-5, 1-3, 3-2 y 9-4 (14-14) y los de Venezuela son 5-1, 1-0, 4-9 (10-10). Habría que esperar al resultado final del duelo de hoy entre cubanos y venezolanos para definir el cabecilla del grupo.

Pero Cuba, que hace unos días estaba prácticamente eliminada, cuenta con opciones reales de clasificar, aunque lógicamente deberá someter a Venezuela y esperar por el resultado de la dichosa formulita matemática.

Para el choque contra los Cardenales, el manager cubano Pablo Civil enviará al ruedo a su mejor lanzador, el derecho Lázaro Blanco, quien lanzó siete entradas completas el pasado martes, sin permitirle carreras a los Charros de Jalisco mexicanos, además de admitir apenas tres hits.

A estas alturas, muchos comienzan a ver más claras que nunca las cábalas de la historia.

Todas las veces que la Serie del Caribe se realizó en Panamá, siempre, sin excepción, un club cubano se alzó con el trofeo de campeón.

Al parecer, las variables esotéricas que rodean al imaginario caribeño se alinean una vez más a favor de Cuba en suelo panameño, por un factor fundamental: Venezuela acabó apaleado por 4-9 ante México en un partido que acabó pasadas las 12 de la noche de hoy, y el choque contra los Leñadores tiene hora de comienzo 15:00.

El mínimo tiempo de descanso y reposición de fuerzas de los venezolanos pudiera conspirar contra sus aspiraciones de victoria, todo lo contrario a Cuba, que el viernes no jugó, tomó oxígeno, estiró las piernas, y llega al enfrentamiento con la ambición de un depredador en plena cacería.

Cuba busca su noveno cetro en estas lides regionales, la primera desde 2015, cuando se coronaron campeones por intermedio de los Vegueros de Pinar del Río.

En 1952, 1956 y 1960 subieron al trono, precisamente las tres ediciones previas acogidas por Panamá.

Los equipos cubanos también ganaron las justas 1949, 1957, 1958 y 1959.

tgj/yas/cvl


Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s