Pinceladas de récords y curiosidades de la Serie del Caribe

tany
PANAMA (PL).- La Serie del Caribe de béisbol es un evento rico en historia. Los récords, curiosidades y momentos históricos de la llamada Pequeña Serie Mundial Latinoamericana aparecen hoy en el centro de miles de conversaciones.

Fundada en 1949 en el mítico Gran Estadio de La Habana, esta competición forma parte de la idiosincrasia y la identidad de los países caribeños ligados al béisbol, de donde salen los principales jugadores para las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Al hablar de la Serie del Caribe debemos mencionar, sin duda, a Agapito Mayor, quien ganó tres juegos en la edición de 1949 y llevó hasta el trono al club cubano Alacranes de Almendares.

Tres años más tarde, en 1952, el estadounidense Thomas Fine lanzó el único juego sin hits ni carreras de la historia de estas lides, tras derrotar por 1-0 al venezolano Cervecería Caracas. El derecho obtuvo además el premio Jugador Más Valioso.

En 1958 se recuerda la actuación del lanzador boricua de los Criollos de Caguas Juan ‘Terín’ Pizarro, quien ponchó a 17 bateadores del Carta Vieja Yankees panameño. En total, el zurdo abanicó a 29 rivales en ese campeonato, a casi dos por entrada, pero su elenco no se llevó la corona.

Los equipos cubanos ganaron siete de las primeras 12 ediciones de la Serie del Caribe, entre 1949 y 1960, incluidos cinco títulos de manera consecutiva desde 1956 hasta 1960.

Entre 1960 y 1970, el torneo fue suspendido por la salida de Cuba. Después de la reanudación, solo en 1981 dejó de celebrarse, debido a una huelga de peloteros.

El jardinero dominicano Ricardo Adolfo Carty disparó cinco cuadrangulares para los Tigres del Licey en 1977 y rompió la anterior marca de cuatro bambinazos, que estaba en poder del estadounidense Willard ‘Homerun’ Brown desde 1953, con los Cangrejeros de Santurce.

Si de vuelacercas hablamos, entonces debemos remontarnos a la justa de Miami-1990, cuando Barry Jones, Héctor Villanueva y Carlos Baerga dispararon tres cuadrangulares consecutivos en un juego para los boricuas Senadores de San Juan.

En total, Jones sacó cinco pelotas del parque e igualó con Brown en el liderato histórico de ese casillero, aunque los Senadores vieron como se coronaban los Tigres del Licey en esa temporada.

Precisamente, el Licey es el equipo con más títulos en la historia de la Serie del Caribe, con 10, y eso que su debut se produjo en 1971, después de realizadas las primeras 13 ediciones de la lid.

En 1995, Roberto Alomar, ese fantástico jugador puertorriqueño con asiento desde 2011 en el Salón de la Fama de Cooperstown, sacudió siete hits consecutivos con la franela de los Senadores, que ese año si lograron coronarse.

De hecho, esa escuadra es considerada por muchos expertos como la más poderosa de todos los tiempos en este torneo regional, por la presencia en sus filas de muchos jugadores de peso en las Grandes Ligas, léase Bernie Williams, Juan González, Carlos Baerga, Carlos Delgado y Edgar Martínez, recién estrenado este año en Cooperstown.

Por otra parte, Cuba estuvo ausente en la lid entre 1960 y 2014, cuando regresó con los Azucareros de Villa Clara como estandarte. Desde entonces, los clubes de la mayor isla de las Antillas solo pudieron coronarse en una ocasión, en 2015, por intermedio de los Vegueros de Pinar del Río.

Aunque Dominicana es el país con más títulos en la lid, con 19, su último cetro data de 2012 a través de los Leones del Escogido, una prolongada sequía de siete años para la tierra que más peloteros aporta a las Mayores desde hace mucho tiempo.

La edición 61 de la Serie del Caribe comienza hoy en Panamá, país que acoge el torneo por primera vez desde 1960. Todas las veces que Panamá acogió el certamen, el ganador fue algún club de Cuba.

Este año, por primera vez participarán seis equipos, incluidos los cuatro países fundadores, léase Cuba, Venezuela, Puerto Rico y Panamá, quienes no coincidían desde 1960.

Este año, Puerto Rico busca su tercer título consecutivo, tras ganar en 2017 y 2018 con los Criollos de Caguas. Solo Dominicana, entre 1997 y 1999, logró hilvanar tres cetros al hilo desde 1970, cuando comenzó la segunda etapa de la Serie del Caribe.

En la primera etapa (1949-1960), los clubes boricuas ganaron en tres ocasiones sucesivas entre 1953 y 1955, mientras Cuba marcó una seguidilla de cinco entre 1956 y 1960.

mem/yas

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s