El huracán María afectará prácticas y alerta a la liga

image_content_8827723_20170918174005

Por Nathanael Pérez Neró

Diario Libre

SANTO DOMINGO. -Águilas y Licey se convirtieron ayer en los primeros equipos en abrir sus campamentos de cara al próximo torneo otoño-invernal, pero el resto de los clubes está pendiente a los boletines del COE para definir si reprograma los suyos o los mantiene.

Los equipos y la Lidom contienen la respiración ante el eventual paso por la República Dominicana del huracán María el próximo jueves y las lluvias que este podría dejar en toda la isla.

El Escogido tiene en su calendario comenzar los trabajos mañana (9:30 AM) en las facilidades de los Arizona Diamonbacks en el complejo Baseball City en Boca Chica, mientras que los Toros habían fijado la suya para el jueves en el parque Francisco Micheli de La Romana, pero la cambiaron.

Una fuente de la novena roja dijo a DL la tarde del lunes que el equipo mantenía el llamado para lanzadores y receptores en la nómina, incluyendo la reserva, además de jugadores de posición que de forma voluntaria quisieran asistir. Todos los integrantes deberían estar el lunes 25.

En cambio, la directiva de los Toros canceló ayer el llamado y lo reprogramó para el próximo lunes a causa del posible impacto que puede ocasionar el fenómeno atmosférico a Quisqueya.

Los Gigantes abren su campo el lunes 25 en el estadio Julián Javier y las Estrellas el martes 26 en el complejo de los Tigres de Detroit, en Ramón Santana. Ninguno tenía ayer planeado cambio de fecha.

Pero esta semana será clave y los directivos cruzan los dedos pues en el pasado huracanes han golpeado con dureza las comunidades donde se juega béisbol y las instalaciones.

A principio del corriente mes, el paso por la zona norte del huracán Irma derribó varias torres de iluminación del estadio José Briceño de Puerto Plata, solo un ejemplo de la amenaza que representa para el torneo un posible toque a una de las sedes del fenómeno.

El 22 de septiembre de 1998, el huracán Georges, categoría cinco y con vientos de hasta 200 kilómetros por hora, castigó los estadios Tetelo Vargas y Francisco Micheli derribando torres del alumbrado, paredes y alucin del techado en el área del Grand Stand.

Los daños fueron tales que las novenas de la región este no pudieron participar en el torneo 1998-1999 y sus jugadores sorteados entre los otros cuatro conjuntos.

Ayer, los azules, bajo las riendas del dirigente colombiano Luis Urueta, contaron con 18 jugadores y las Águilas, bajo la tutela del puertorriqueño Lino Rivera, con 23.

En Santiago, sorprendió la presencia del jardinero Juan Carlos Pérez. Los amarillos vieron en su primer día a veteranos como Francisley Bueno, Samuel Deduno y Nelson Payano.

 

 

Las lluvias

En el torneo pasado se produjo la mayor cantidad de cancelaciones de partidos a causa de las lluvias con 27, dada la saturación que alcanzaron las superficies de juego.

Esto provocó que para esta edición la liga replanteara el calendario comenzando más temprano y dejando ocho lunes, nueve jueves y dos miércoles libres.

El Centro de Huracanes de la Universidad Estatal de Colorado pronosticó a principio de junio una temporada más activa en el número de ciclones (6), dos de ellos de categoría mayor, y con 14 tormentas en el océano Atlántico. NPerez@diariolibre.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s