Granma intentará igualar duelo semifinal del béisbol en Cuba

LA HABANA, Cuba (PL) La selección de Granma intentará  igualar 2-2 el duelo al mejor en siete juegos que sostiene con su par de Ciego de Ávila por acceder a la disputa del título del béisbol en Cuba.

Tras la derrota de la víspera por pizarra de 6×0, los Alazanes granmenses, segundos durante el calendario regular, cayeron debajo 1-2 y ahora tienen la urgencia de vencer este lunes como visitante en el estadio José Ramón Cepero.

Una victoria les aseguraría regresar a sus predios y evitar caer a 1-3 en la porfía, situación que reduciría sus posibilidades de llegar por vez primera al play off final de un clásico doméstico.

En el tercer desafío entre ambos, pospuesto del sábado para el domingo último a propósito de la lluvia, los Tigres avileños tomaron el control del partido desde el comienzo, aupados por la apertura impecable de Ismel Jiménez.

Jiménez, que capituló en la derrota del 25 de marzo pasado, esta vez se mostró dominante durante todo el trayecto, apoyado en una combinación de rectas, cambios y sliders colocados en la parte baja y exterior de la zona de strike.

El diestro soportó apenas tres incogibles y recetó siete ponches, cuatro de ellos repartidos a los primeros cinco bateadores de la alineación granmense, a los cuales contuvo en dos sencillos en 17 turnos al bate combinados.

Los otros cuatro jugadores de posición de Granma se fueron de 11-1, con tres ponches.

Así, con la mejor ofensiva del campeonato entre rejas, desbrozó el camino para el triunfo, en el cual pesó sobremanera el ataque del primera base y cuarto bate Ariel Borrero, impulsor de tres anotaciones con sencillo y cuadrangular en cuatro comparecencias a la caja de bateo.

Borrero, jugador de Villa Clara escogido como refuerzo de Ciego de Ávila, impuso marca de imparables (191) e impulsadas (105) en las postemporadas del béisbol en Cuba, estadísticas en las que supera, respectivamente, al capitalino Carlos Tabares y el santiaguero Rolando Meriño.

También sobresalieron otros dos autores de jonrones: el jardinero central Yoelvis Fiss, de 4-2 con una impulsada y dos anotadas, y el receptor Osvaldo Vázquez, de 4-3 con dos remolques y una anotación.

Con la derrota cargó el abridor Irvin del Río, que en dos entradas regaló tres bases por bolas, aceptó cuatro incogibles y soportó una carrera.

Del bullpen saltaron al diamante tres lanzadores de los Alazanes, pero no pudieron impedir que aumentara la ventaja de los Tigres.

Este lunes, en el propio estadio José Ramón Cepero de la capital avileña, Granma y Ciego de Ávila disputarán el cuarto desafío del duelo a partir de las 19:15 (hora local), en el que deben abrir el local Vladimir García y Lázaro Blanco, líder en victorias de la temporada.

El otro duelo semifinal, que domina Isla de la Juventud 3-2 contra Matanzas, tiene hoy fecha de descanso y se reanudará mañana martes en el estadio matancero Victoria de Girón, donde se dirimirá también el séptimo partido, si es necesario.

mem/raj

Cepeda espera que el trabajo duro recompense su segunda temporada en Japón

Cedepeda

Por Jason Coskrey

Japan Times

TOKYO, Japón,-Si bien gran parte de la horda de medios encargada de cubrir a los Gigantes de Yomiuri ha pasado la primavera, ya sea sin aliento informar sobre todos los matices de la transición de Shinnosuke Abe de receptor a primera base o salpicando al gerente Tatsunori Hara acerca de lo que está mal con el club, Frederich Cepeda ha estado  trabajando duro fuera de estas distracciones.

La frente de Cepeda rara vez está seca cuando está en el terreno e incluso en el dugout en el Tokyo Dome el viernes, cuando estuvo tomando rodados en las prácticas y aunque alguna pelota lo golpeo en la cara  sonrió con una gran sonrisa.

“Estoy trabajando duro”, mientras respiraba profundamente.

Ese ha sido el mantra del toletero cubano esta primavera, como él mismo lo estuvo haciendo  en las prácticas casi como si estuviera tratando de ganarse a su mánager Tatsunori Hara y a sus compañeros de equipo a través de su duro trabajo.

Si Cepeda siente que tiene algo que demostrar en esta temporada, podría ser porque sabe la óptica de su primer año en Japón, un promedio de .194 con seis jonrones y 18 carreras impulsadas en 52 juegos, no eran muy halagador.

Llegó a Japón justo después de jugar en Cuba y estaba en la alineación cuatro días después de su llegada en mayo. Él nunca parecía encontrar el equilibrio en la Liga Japonesa y no pasó mucho tiempo antes de que Cepeda había caído en desgracia con su mánager Hara, quien puede ser voluble con algunos miembros de sus alineaciones titulares en el mejor de los tiempos, y pasó de jugar todos los días para batear un poco mas, lo que hace aún más difícil encontrar su  ritmo.

Cepeda tiene la esperanza de hacer una contribución mucho mayor en esta temporada.

Viene de una temporada mediocre en el plato con los Gigantes ya sea ligeramente golpeado o luchando en el plato esta primavera, Cepeda puede tener la oportunidad de mostrar a todos lo que realmente puede hacer. Ya más cómodo de este año, después de haber tenido la oportunidad de pasar parte de la primavera en Japón.

“El año pasado estaba jugando en Cuba y luego vine aquí”, dijo. “Fue duro. La cultura era diferente, el juego era diferente, y yo no hablo japonés. Era muy diferente de Cuba.

“Este año, sólo estoy trabajando duro. Quizá llegue batear de cuarto o quinto y jugar en los jardines. O no. Lo que ellos quieran “.

Cepeda bateó .244 durante los entrenamientos de primavera, que conecta en un jonrón y conducir en cuatro carreras en 49 apariciones en el plato.

Probablemente llegó a Japón este año lleno de confianza después de ayudar a Cuba conquistó el título de la Serie del Caribe por primera vez desde 1960. Cepeda bateó de 4-2 2- con una impulsada contra México durante el partido del campeonato en San Juan, Puerto Rico, en febrero  8, y fue el MVP del torneo con un promedio de .471 y siete carreras impulsadas en es 17 turnos al bate.

“Fue bueno. Era importante para nosotros en Cuba para ganar la Serie del Caribe “, dijo Cepeda. “Realmente queríamos ganar”.

Cepeda quiere traer esos tipos de números con él a Japón, y que está poniendo en largas horas para tratar de hacer que suceda. Jugar en Japón inicialmente tomaron Cepeda un poco fuera de su zona de confort. Ahora parece más asentado en, tanto él como los Gigantes están ansiosos por ver los frutos de su trabajo en el año 2015.