En camino más boricuas a las Grandes Ligas

Carlos

Once peloteros puertorriqueños aparecen en los listados que la prestigiosa publicación Baseball America confeccionó sobre los mejores 10 prospectos de cada una de las 30 organizaciones que componen el béisbol de las Mayores.

La revista especializada en béisbol cada año evalúa a los 10 peloteros jóvenes que más prometen y realiza listas que poco a poco va revisando y actualizando. De los boricuas, seis son de organizaciones de la Liga Americana y cinco de la Nacional.

El listado lo encabeza, por supuesto, el santaisabelino Carlos Correa, de 20 años y primera selección global de los Astros de Houston en el ‘draft’ del 2012. Este es clasificado como el principal prospecto de dicha organización.

El cagüeño Francisco Lindor, valioso campocorto de los Indios de Cleveland, también es señalado como el más importante jugador de futuro entre los mejores 10 de la organización al igualmente ocupar el primer puesto.

El bayamonés José Orlando Berríos, lanzador derecho de los Mellizos de Minnesota, fue clasificado como el tercer mejor prospecto de dicho equipo.  El derecho apodado como ‘La Máquina’ actualmente participa con el equipo de liga mayor de los entrenamientos primaverales.

Junto a Berríos en Fort Myers, Florida, se encuentra el guayamés Eddie Rosario, jardinero y jugador del cuadro de Minnesota, quien es clasificado como el décimo entre los mejores jugadores jóvenes de esa organización.

Edwin Díaz, lanzador derecho de la organización de los Marineros de Seattle, por su parte, es considerado como el sexto en el listado del equipo, que incluye a otros cuatro serpentineros.

En las filas de los Marlins de Miami, asimismo, el intermedista Avery Romero es evaluado como su quinto mejor jugador de futuro, mientras que los Filis de Filadelfia cuentan con el intermedista Jesmuel Valentín como su octavo mejor prospecto.

Aunque ya ha visto un poco de acción arriba, incluyendo los playoffs del pasado año, Christian Colón, defensor del campocorto y de la segunda base, es considerado como el décimo prospecto de los campeones de la Liga Americana.

Uno que ha subido como la espuma lo es el lanzador derecho de los Dodgers de Los Angeles, José de León. Con la actuación del pasado año, en la que ponchó a 119 bateadores en 77 entradas de pelota de liga rookie y Clase A corta, este figura como una figura a observar en los próximos años.

Finalmente, el infielder Christian Arroyo de los Gigantes de San Francisco, es catalogado como el décimo mejor prospecto de su organización, mientras que el lanzador derecho Nick Travieso, quien estuvo en los actuales campamentos de liga mayor de los Rojos de Cincinnati, es su octavo mejor prospecto.

Piratas tras éxodo de academias: “Es más fácil tener todo en Dominicana”

La organización de Pittsburgh cerró su academia en Venezuela hace cuatro años, previendo las dificultades que se viven actualmente

imageRotate
La academia de los Piratas ubicada en República Dominicana (Cortesía)
PORT CHARLOTE, Florida.- Los Piratas, de nuevo marcando la pauta, cerraron su academia en Venezuela hace cuatro años anticipando las nuevas restricciones de viajes a dicho país que entraron en vigencia hace una semana.

El 3 de marzo, el portal de la embajada venezolana en Washington, D.C. anunció que los visitantes a su país necesitarán una visa de turista, con un tiempo de espera de tres meses. Eso sería un gran obstáculo en el proceso de evaluación de jugadores, que normalmente es programado con un corto tiempo de anticipación.

Después de la campaña del 2011, los Bucaneros abandonaron su academia en Venezuela y trasladaron sus operaciones latinoamericanas a sus nuevas instalaciones en la República Dominicana, relató Tom Singer de MLB.com.

“Parte del motivo de nuestra salida fue porque creíamos que las cosas iban a cambiar”, expresó Kyle Stark, asistente del gerente general de Pittsburgh. “Construimos la academia en Dominicana para albergar dos equipos de la Liga del Verano; luego nos quedamos uno o dos años en Venezuela antes de llevar todo a la República Dominicana”.

Ese fue exactamente el ajuste operativo que anunciaron esta semana los Marineros, quienes mudarán su base latinoamericana a su nueva academia en la media isla.

“Es más fácil tener todo en Dominicana”, explicó Stark. “Los muchachos allá podrán integrarse a dos equipos a la vez, y son unas maravillosas instalaciones. Pensamos que tenía sentido trasladarnos ahora que no impacta nuestros esfuerzos por firmar prospectos”.